Tras las pasadas elecciones del día 26 de mayo, donde los resultados fueron tan igualados entre el PP y nosotros, el PSOE, 4 concejales cada grupo y la CUV con 3 concejales, decidimos ponernos a trabajar para evaluar las diferentes opciones de gobernabilidad.

Evidentemente existían 2 opciones obvias de pacto para la gobernabilidad de nuestro pueblo, que eran:

            1.- Coalición PP y PSOE, una fórmula basada en la gestión responsable que había funcionado en estos años de forma sobresaliente y en la que nos habíamos comprometido a explorar y estudiar profundamente, no solo con los concejales del PP Sr. Martín y Sr. Guijarro, si no con algún miembro de nuestro grupo político que así lo propuso como opción válida.

Tras valorar la opción seriamente y exponerla reiteradamente en lo órganos superiores del Partido Socialista de Madrid (PSM-PSOE), llevando a cabo diversas reuniones con responsables del mismo para exponerles la opción de dicho acuerdo con toda su realidad y normalidad, incluyendo una reunión con el Secretario General del PSM-PSOE José Manuel Franco, se nos informa de la inviabilidad del pacto entre ambas formaciones en todos los municipios de la Comunidad, no solo en Manzanares, al carecer de relación alguna entre ambos partidos políticos por un lado, y al carecer de una propuesta de pacto formal por parte del PP, y suponiendo, en todo caso, una línea roja insalvable en vista del clima político de la Comunidad de Madrid entre ambas formaciones. Esta opción, por tanto, se nos bloqueaba en cualquier caso.

            2.- Coalición PSOE y CUV, una fórmula de mayoría ya que entre los 4 concejales del PSOE y los 3 de CUV sumamos mayoría del Pleno.

Desde nuestro grupo abordamos ésta opción del mismo modo, y con el mismo ánimo, que la otra opción pero con todas las cautelas ya que no habíamos tenido contacto de gestión directa con los concejales de la CUV anteriormente, desconociendo si habría opción de entendimiento entre ambas formaciones, a pesar de las cuestiones que pudiéramos tener en común.

Finalmente, y tras varias reunirnos, valorar la opción de trabajar en un proyecto común basado en la gestión responsable, el compromiso institucional y la seriedad política que, desde nuestro grupo, siempre hemos exigido a todos nuestro compañeros de viaje, por tanto sería posible y una opción de gobierno viable siempre teniendo claras las salvedades que ambas formaciones nos hemos marcado, por lo que propusimos trabajar en un programa de gobierno conjunto que sirviese de hoja de ruta para una posible gestión común.

Tenemos que mencionar que a ambos grupos, PP y CUV, en vista del reñido escenario político tras las elecciones, los progresistas del PSOE les ofrecimos intentar abordar y trabajar en nuestros respectivos partidos una opción transversal, centrada y abierta basada en la responsabilidad de gestión y en el compromiso con nuestros vecinos y vecinas, una opción donde sumásemos y confluyéramos todos, tanto PP, como PSOE, como CUV. Ésta opción responsable y abierta, novedosa pero no por ello descabellada, fue rechazada en el mismo momento que realizamos la oferta a ambos grupos, PP y CUV, por lo menos comprobamos que ambos tienen alguna cosa en común y es que descartan cualquier opción de gobierno centrada y moderada basada en la gestión donde se dejen aparcados los enfrentamientos partidistas e ideológicos.

Finalmente, y ante el escenario anteriormente explicado de una negociación tremendamente bloqueada con el PP desde Madrid, y una posible opción de sumar una mayoría de gobierno con CUV, teniendo siempre en cuenta que somos un grupo de gobierno y que nos presentamos para gobernar en cualquier caso, los militantes y simpatizantes de los Progresistas del PSOE de Manzanares El Real, de forma democrática y abierta votamos y decidimos abordar la negociación de un pacto de gobernabilidad con la CUV en base a un proyecto de gobierno tasado, responsable, que desde la base de la lealtad institucional y la confianza, se pueda seguir trabando para no abandonar el proyecto de progreso, eficacia y honestidad que nos ha caracterizado, y no renunciando a la normalidad de tener que gobernar para todos los vecinos y vecinas nos hayan votado o no.

No renunciamos a seguir trabajando para conseguir que tengamos un colegio e instituto en Valdelospiés, no renunciamos a seguir gestionando con responsabilidad los servicios públicos de calidad, pero si descartamos siempre cualquier opción de bloqueo institucional de nuestro ayuntamiento que paralicen éstos servicios, por lo que nunca hemos cerrado la puerta, ni lo haremos, a pactos de gobernabilidad con quien quiera sumar a nuestro proyecto, por ello mañana sábado 15 de junio nuestro grupo y nuestro candidato J. Luis Labrador Vioque acudirán al Pleno de constitución y de investidura manteniendo nuestra candidatura a la alcaldía para procurar alcanzar una mayoría de gobierno.